lunes, 31 de mayo de 2010

Sueños

Hay días en que mis sueños se me antojan un borrón

o ese puente infranqueable que jamás podré cruzar,

son esos días en los que me miro al espejo

y solo estoy yo, y sé lo poco que me soporto

porque sin mis sueños no soy nada.

Y no me gusta ser nada,

quiero ser yo.

Begoña

2 comentarios:

  1. Bonita imagen. Me encantan los puentes, son simbolo de superación y un sintoma de páz. Es lo primero que desaparece con los desastres de una guerra.
    Y nadie es nada sin sus sueños e ilusiones y esperanzas.
    Yo tampoco.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Es precioso como lo describes y además a todos nos ha pasado esto algunas veces, y eso la verdad ayuda a saber que no estamos solos en el mundo, que nos creamos de nuestros problemas.

    ResponderEliminar

Tu lees desde la invisibilidad y puedes aportar algo a este lugar, para ello existe