viernes, 9 de marzo de 2012

Fenómeno Crepúsculo

Por casualidad encontré el lugar virtual de una chica joven, tiene 17 años en la actualidad. Es una gran lectora, eclipsada por el fenómeno Crepúsculo en su totalidad, libros y películas inclusive. Desde la perspectiva que me otorga mi edad -y no haré aquí alusión alguna a mi inteligencia porque dudo bastante de ella- sonrío cada vez que entro en su espacio virtual. Es un ser tan inocente pese a su trayectoria personal, que daría para pensar que no lo es tanto, que me eclipsa, y no mucho menos que a su gran número de seguidores. Vaya por delante que no voy a dejar su enlace a continuación, de modo que solo quedarán mis palabras. Y no le llegarán mis consejos tampoco, porque quizá nunca los vaya a necesitar, pero eso no quita que los deje después de haberlo reflexionado algo, tampoco diré que mucho, porque no me gusta engañar.

- No busques alguien que te salve, más bien procura no ponerte en peligro.
- No busques al hombre que has idealizado, le has idealizado, de modo que no existe.
- No creas que el amor es la salvación a todo, el amor por gigantesco que sea es amor, y por lo tanto no es perfecto.
- Sueña cuanto quieras, pero no olvides que lo importante a tu edad es estudiar, y más en los tiempos que corren, en que tener un trabajo digno es si cabe más difícil que antaño.
- No olvides que una mujer tiene que demostrar su valía con más ahínco que un hombre, nos guste o no esta sociedad en su conjunto está regida por hombres.
- No dejes de reír, no dejes de soñar, no dejes de escribir, es precioso todo lo que escribes, pero entre tus letras me da que te gusta más tu vida fabulada que la que vives a tiempo real, y eso conlleva su precio.
- No creas que tu chico es perfecto, en parte lo es y en parte no, es un chico que quiere ser salvado. Y ese tipo de chicos se aferran a ti y se hacen un lastre demasiado sacrificado de cargar. Piensa si quieres reconstruir cada dos por tres esa pieza de cristal que se hace añicos.

Podría decir mucho más, pero creo que de momento, y quizá para siempre, es suficiente. A fin de cuentas nunca seguimos los consejos de los demás, nos gustan demasiado los propios ;)

2 comentarios:

  1. Tus consejos son sabios pero me temo que caerán en saco roto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Toro, yo creo que de los consejos algo queda. Quizá por eso me gusta tanto darlos. Aunque creo que cada persona los modela.

    Por cierto, tengo algunos problemas de ordenador, que espero solucionar en breve.
    Saludos

    ResponderEliminar

Tu lees desde la invisibilidad y puedes aportar algo a este lugar, para ello existe