viernes, 23 de marzo de 2012

Con la llegada del buen tiempo

Toca poner orden absoluto en el hogar. Retirada de cosas inservibles que ocupan un espacio innecesario. Disfrutar del sol, de paseos por el mar, vivir al aire libre. Visitar amistades que hace tiempo que se ven pasando de largo a toda prisa. Reprogramar prioridades. Leer ese libro que llevas tiempo esperando leer y que es muy extenso y gratificante al tiempo ( El cuaderno de Maya, de Isabel Allende), si se lee a intervalos los personajes pierden inmediatez, y fuerza sonora la historia.

Ver por enésima vez La vida es bella, de Roberto Beningni, que retrata perfectamente la vida tranquila de un pueblo azotado de repente por el imperio Nazi. Y al tiempo retrata la historia de un hombre profundamente enamorado de una mujer, que es capaz de cualquier cosa por conseguirla. Y ya después de conseguida es capaz de lo que sea por salvar la vida de su hijo Josué, para ello lo esconde en el campo de concentración a que han sido llevados. Un lugar donde lo que menos les importa a los Nazis es la vida de todos los que allí se encuentran, que justamente son llevados hasta allí para encontrar su fin. Guido hará todo lo posible y lo imposible por conseguir que Josué salga vivo de toda esa locura ¿Lo conseguirá? ...Imprescindible verla aunque se sepa ya de memoria; para no olvidar que en otros pueblos -que son nuestros pueblos- hay otras gentes pasando por lo mismo y que hay tragedias que se podrían evitar. Si tenemos que inventar nuevas palabras, las inventaremos, pues todos los diccionarios se pueden engordar: el número de páginas no importa.
No hay límite de hojas para un libro que cuente lo importante de la historia: que se supo empezar.

8 comentarios:

  1. En La vida es bella, Roberto Benigni logra retratar todo el dolor de una guerra, toda la incomprensión, la fatalalidad, la crueldad sin medida. Y sin embargo logra algo que nadie había logrado hasta entonces (creo), enfocarlo desde una óptica distinta:

    http://www.youtube.com/watch?v=ThaFFvPDtEg

    La grandeza de la sencillez, de un gran retratista del alma humana. Y mi película preferida, si es algo que se pueda decir de una película de guerra.

    ResponderEliminar
  2. Preciosa esta película que nos propones (yo la tengo en DVD), dura y optimista a la vez. Imprescindible!
    Qué te vaya muy bien en todas esas tareas primaverales jeje!
    ;)

    ResponderEliminar
  3. La esperanza, es lo que siempre perdura, a pesar de que la catástrofe nos rodee.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Me quedo con todo lo que has dicho, la primavera ayuda a revitalizarnos y poner en orden la casa. Pero también me quedo con esas palabras tuyas que dicen que "el número de páginas no importa" porque hay mucha gente que piensa que un libro vale por su peso, es decir, por el número de páginas, y no es verdad. Un libro siempre valdrá por los sentimientos que logre despertar en nosotros, por ese sentido de unidad con el lector.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Pulgacroft, creo que retrata magistralmente la vida despreocupada de antes de la guerra, y la vida injusta y desesperada de quienes sufren la guerra. Hay un antes, un durante, y un después retratado con aplomo riguroso.
    A mí me parece una obra de arte capaz de arrancarte una sonrisa y estrujarte el corazón a partes iguales. Enorme Roberto Benigni.

    ResponderEliminar
  6. Rodericus, sin esperanza no seríamos nada.

    ResponderEliminar
  7. Pilar, hay libros gigantescos que uno nunca entenderá y pequeños libritos que cada vez que se leen dejan descubrir algo en lo que no se había reparado. El número de páginas es secundario, importa lo que tengan que decir.
    Besos

    ResponderEliminar

Tu lees desde la invisibilidad y puedes aportar algo a este lugar, para ello existe