miércoles, 18 de mayo de 2011

¿Quieres algo seguro?

En la vida puedes andar o detenerte
puedes mirar la luz o la oscuridad,
puedes subrayar la tristeza o la alegría,
dejarte caer en picado o ponerte a volar.

Puedes trazar el camino o improvisarlo
puedes quedarte quieto o avanzar
puedes quedarte al margen o tomar partido
puedes exprimir el tiempo o verlo pasar.

Puedes forjar tu mañana o tan solo esperarlo
puedes quedarte sentado o ponerte a trabajar
puedes tirarte al barranco o ponerte en camino
puedes quedarte quejando o ponerte a actuar.

No hay nada escrito, todo aún está por escribir
no hay nada dicho, todas las palabras están por decir,
no hay nada hecho, todo espera para hacerse
y no hay nada seguro, lo único seguro es la muerte.

¿¿¿Seguro que aún quieres seguridad???

4 comentarios:

  1. Esta entrada pertenece al verbo improvisar. Y es un vicio, se siente.

    ResponderEliminar
  2. Pues sigue improvisando toda tu vida, porque lo que acabo de leer es magnífico.

    Y nos deja muy cristalina la realidad.

    A los que somos luchadores pero a veces no puedes la apatía, y a aquellos que no se atreven a luchar nunca.

    Gracias por el mensaje subliminal de lucha.

    La muerte es lo único seguro, lo demás depende de cada uno de nosotros.

    Un abrazo grande,

    Rebeca.

    ResponderEliminar
  3. Seguramente me sienta inseguro, jejeje. Grandioso escrito, Begoña.

    Me has recordado a mí cuando me pongo tremendamente reflexivo, y es que, vivir es un sin vivir jaja...
    Un fuerte abrazo,
    Mián Ros

    ResponderEliminar
  4. Tanto como magnífico no sé, pero a veces mientras escribo me echa humo la cabeza :)

    Sí Miánros, tienes razón, en tus escritos a veces encuentro esa vena común de racionalidad irracional que nos apasiona.

    No creo en destinos. Creo que el destino se lo hace uno con las decisiones que toma a cada momento.

    ResponderEliminar

Tu lees desde la invisibilidad y puedes aportar algo a este lugar, para ello existe