domingo, 11 de noviembre de 2012

Mirando a la actualidad

Los tristes sucesos de estos días -previsibles, si tenemos en cuenta que cada vez se pierden más puestos de trabajo y que cuanto mayor es el número de personas en dificultades, más se cae el comercio, desequilibrando otras estructuras que de pronto se comienzan a tambalear- están llevando a quienes ya deberían haber tomado medidas hace tiempo, a revisar con lupa los motivos que hay detrás de una orden de desahucio.

Parecen haberse despertado de un largo letargo y caído en la cuenta de que detrás de cada desahucio hay una triste historia que se hubiese podido ahorrar, si las medidas que se hubiesen tomado fuesen otras y no éstas. La pregunta es si los cambios llegan tarde, o si se harán. Uno se pregunta si de verdad protegerán a los desprotegidos, o hasta qué punto; y se alegra de que al menos se intente hacer algo, desde estrado desde donde la vida se ve tan distinta, o lo parece.

Yo no entiendo de política, y me da lo mismo quien gobierne si lo hace bien, si a mi alrededor la gente con la que comparto mis días está contenta, tiene un trabajo al que acudir para hacer lo de siempre, puede pagar sus facturas y reservarse un tiempo de ocio que le complete, puede ver crecer a sus hijos con tranquilidad y esperar que ellos no tengan demasiadas dificultades para ser independientes y hacer su vida. Pero no es eso lo que veo, por eso soy consciente de todo podría ir mejor: es todo lo que entiendo sobre política. Que las generaciones que vienen detrás no tienen puertas a las que llamar, porque en este momento todas se le cierran.

Es hora de que algo comience a mejorar.


http://pilaralberdi.blogspot.com.es/2012/11/la-espana-en-que-vivimos_10.html

4 comentarios:

  1. Begoña, son posibles soluciones que llegan tarde y mal.

    Lo que está sucediendo, es consecuencia de unas políticas económicas equivocadas que han sido impuestas desde Alemania, y puestas en marcha aquí sin reflexionar en sus consecuencias nefastas.

    Casi todos los economistas, están de acuerdo en que se está haciendo lo contrario a lo que se debería hacer.

    Al final, tendremos un presupuesto equilibrado, pero en un país muerto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. con tantos años dedicados al trabajo, no he podido comprender porque las crisis dejan legiones de desocupados al tiempo que bancos y grandes corporaciones reciben 'ayudas', pese a que muchos de los males han sido provocados por su propia ineficacia
    .
    mi solidaridad total

    ResponderEliminar
  3. Rodericus, es cierto lo que dices, pero al menos algunas familias verán la luz.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Omar, supongo que quien sube muy alto se olvida de los que están abajo aún.
    Saludos

    ResponderEliminar

Tu lees desde la invisibilidad y puedes aportar algo a este lugar, para ello existe