lunes, 19 de agosto de 2013

Mi primer par de patucos



Esto fue lo que resultó en mi primera clase desde casa con una profesora paciente a través de un vídeo de Youtube. En realidad es la primera profesora que tuvo la paciencia de repetirme cuantas veces creí necesario, lo que tenía que hacer a continuación. De pararse el tiempo necesario y volver a retomar sin una sola protesta o acusación. El primero de ellos salió de un tirón, es el ubicado a la derecha, pero el segundo se hizo de rogar, tuve que hacerlo unas seis veces durante el proceso, empeñado en salir de talla mayor que el precedente. Y aún así sigue siendo mayor y no hubo quien lo cambiase.

La experiencia fue muy gratificante porque nadie que me vio durante el proceso podía creerse que de ese hilo enmadejado fuese a salir algo digno de contemplar. Y se sucedieron las risas más o menos hirientes, pero yo erre que erre enfrascada en mi proyecto sin dejarme vencer justo por eso, porque era mi proyecto. A nadie le importaba más que a mí sacar algo visible a partir de ahí, de una maraña de hilos envueltos en una bobina. Lo del hilo tiene su qué, porque yo compré uno que elegí para ese fin y no se dejó ganchillar, tuve que recurrir a algunos que tenía guardados en el desván de casa y cuya procedencia dará para un relato corto que en breve escribiré quizá para mí, quizá para compartir. 

Es curioso, esta elaboración de hilos no me importó para nada compartirla con quien la quiso seguir, y recibí un montón de admiración en vivo y en directo. Ya se los entregué a la futura mamá que se los llevó a casa más feliz que unas castañuelas, a la espera de recibir alguno más, en ello estoy, en este momento deshice otros cinco o seis y no tengo ninguno aún. Bueno uno, más raro que yo que sé, no está para dar a nadie a no ser que quiera reír.

Es lo que tiene esto de intentar hacer algo que solo sabes hacer con tu profe delante y tu profe va en ordenador portátil y se la traen y se la llevan para quitarla de en medio porque nada de lo que cuenta les interesa. De las notas que tomé a bolígrafo hay algo mal, de ahí lo de hacer y deshacer y no poder continuar sin profe presente ;). Algo malo tenía que haber, pero superable si se sigue en el empeño...que va a ser que si.

Alguien dijo alguna vez que lo único que no se consigue es lo que no se intenta.

1 comentario:

Tu lees desde la invisibilidad y puedes aportar algo a este lugar, para ello existe