sábado, 19 de enero de 2013

Cuando el talento se hereda

Creo que para cualquier padre es un orgullo saber que ha inculcado en sus hijos su mayor pasión. Porque significa haber sido capaz de hacerles saber de alguna forma que aquello en que ocupa su tiempo tiene sentido además de validez. También que es un modo de expresión y un reto, exponer un universo privado que está dispuesto a dejarse contemplar al salir de su letargo y ofrecerse al mundo.

Si además uno es capaz de conseguir que se herede el afán de perfección, la satisfacción es doble. El talento de Mián Ros para el dibujo me impresionó desde las portadas de algunos libros de Blanca Miosi, antes de saber quién había sido su autor. Además su escritura transmite, cobra voz. Lleva tiempo callado pero hoy se asomó para dar una noticia y dejar una muestra de los dibujos de su hija, de ahí el título de esta entrada, cuando el talento se hereda y se comparten las pasiones, el maestro y el alumno disfrutan y aprenden juntos; no existe nada mejor.

Os dejo su entrada

4 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, es una verdadera bellezala obra que han creado. Un abrazote.

    ResponderEliminar
  2. Cuando era pequeña me regalaron un cuento de Pinocho, recuerdo lo mucho me impresionaron los dibujos, y es curioso que esas ilustraciones me dijeron tanto como el texto.
    Había una en la que Gepetto y Pinocho se encontraban en el estómago de la ballena encendiendo el fuego con sillas y restos de tablas. No podría explicar la impresión que un cuento de poquísimas páginas me transmitió cuando apenas comenzaba a leer.

    Ese trabajo a dúo promete sin duda.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Desde que tengo uso de razón me recuerdo con los lápices en las manos, con la inquietud de crear, de experimentar cosas sobre cualquier zona en blanco que estuvo a tiro. Pero, es verdad, que lo más hermoso de esta historia ha sido ver de nuevo ese afán por dibujar, escribir y seguir los pasos que una y otra vez vio en su padre; no quepo en mí. Y, lo más sorprendente, es que su estilo de dibujo difiere mucho de los personajes de mi cuento (ella tiene un estilo para sus guerreros muy manga), y esto dice mucho de la capacidad que tiene de adaptación.

    Gracias Begoña por compartir este premio que recibo a diario.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta que los personajes que ella intuye en esa historia sean distintos a los que tú ves, porque eso significa que ella ha leído tu historia y visto a sus propios personajes, más modernos, seguro.
    Dos tiempos y dos espacios que se conjugan a la perfección.

    Os deseo toda la suerte en vuestro proyecto, está aquí por lo mucho que me ilusionó.

    ResponderEliminar

Tu lees desde la invisibilidad y puedes aportar algo a este lugar, para ello existe