lunes, 6 de mayo de 2013

¿Alguien quiere un trozo de luna?

Acabo de leer esta entrada y creo que estamos perdiendo el norte en muchos campos de la vida. Para quien aún no lo sepa, la luna es mía - es broma-, lo sería si tuviésemos en cuenta la cantidad de veces que me quedo a mirarla desde alguna ventana, o todo lo que sólo a ella le conté alguna vez. La luna guarda conmigo silenciosa muchos sinsabores, muchas muertes que no esperaba, muchas dudas y muchos escritos, que escribo bajo su rutilante luz. A veces a esa hora sólo ella me contempla mientras el resto del mundo duerme, ahora mismo incluso.

De modo que no me vengan con cuentos. La luna no puede comprarse, porque la luna es de todos. En este preciso momento tengo la luna aquí, ¿acaso por eso es mía?

Os dejo la entrada aquí.

2 comentarios:

  1. La luna es de todo el- la que la mira , y onserva por las noches, la luna vive en cada uno de nosotros, y los que escribimos algo de ella, preciosa entrada.

    ResponderEliminar
  2. Amapola, la luna es tuya y mía, es de todos. Nunca compraría una parcela de luna que pueda quitársela a otros. Mira si no el resultado de la tierra...
    Un beso

    ResponderEliminar

Tu lees desde la invisibilidad y puedes aportar algo a este lugar, para ello existe