miércoles, 29 de enero de 2014

Todo tiene un límite

Si miramos a algún lugar de la tierra en este momento podríamos decir que el abuso y el poder tienen un límite: lo que los ciudadanos tengan a bien soportar.

Se puede apretar suavemente, se puede seguir apretando a fuerza de costumbre y nuevas ambiciones a la vista; pero si no deja de apretarse, en un segundo inesperado todo puede estallar. Y una vez que se estalla no habrá regreso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu lees desde la invisibilidad y puedes aportar algo a este lugar, para ello existe