lunes, 16 de diciembre de 2013

Un reflejo de la realidad diaria y mucha verdad

Ayer me pasaron este vídeo que cuenta de forma rápida y real la situación de nuestro país, desde quienes la padecen de verdad, quienes se sienten impotentes para ayudar a quienes entran en su consulta a diariamente y deben decidir qué hacen con el poco dinero que les queda para cuidarse la salud. Sobre todo cuando ese dinero no les queda.

Y no se pasen por alto la sugerencia de las urnas vacías, en las próximas elecciones. Quizá sea la única forma de protesta que les dolería, ya que las concurridas manifestaciones de la ciudadanía un día tras otro solo les da la risa; a juzgar por el cero caso que nos hacen. Dejando claro que lo que es a ellos les va fenomenal.

Para una de las pocas veces que uno escucha hablar la sensatez, no se lo pierdan, porque el nivel cultural de este hombre queda demostrado, pena que en las urnas no nos represente alguien con su calidad moral. Es alguien como él a quien necesitamos para llevar nuestra bandera por el mundo, de verdad.


Os dejo sus palabras


2 comentarios:

  1. Y aún lo ha expresado de una manera educada, yo lo habría hecho de una manera bastante mas grosera. Sufrí como alcalde al señor Corbacho durante unos cuantos años, y conozco perfectamente su capacitación como político y gestor : nula.

    Este país necesita una refundación urgente con gente honrada y capaz en los puestos de responsabilidad.

    Porque si no lo hacemos así, corremos el riesgo de repetir viejas pesadillas del pasado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Rodericus, nos pasamos la vida escuchando hablar a quienes no aportan ninguna solución, a quienes hablan infinidad de horas sin decir nada, a quienes nos dicen que esto es así porque no hay otra forma de hacerlo.Y todo porque mientras estos hablan sus discursos estereotipados hechos según su conveniencia, no dejan hablar a los demás.

    Casi sorprende que en solo unos minutos una sola persona sea capaz de hilar un discurso de alto nivel intelectual, resumido y contenido para dar un punto de vista coherente a partir de su experiencia diaria como médico de familia. Quizá sea la diferencia entre quienes se superan diariamente para ser eficaces en su puesto de trabajo y quienes se relajan y apoltronan en sus cargos. Entre quienes aceptan las cosas como están y quienes luchan por mejorarlas. Hay tantas diferencias entre quienes gastan las palabras y entre quienes las asumen y les dan validez, que quizá en su breve intervención, Carlos lo ha dejado todo dicho.

    Supo usar el tiempo a su disposición para dejar su mensaje alto y claro, entrecortado también por la indignación, pero en solo unos minutos mostró la historia de todos los países del mundo. Mientras unos viven su futuro asegurado de forma relajada, otros se juegan la vida marcando prioridades indiscutibles, dejando a un lado su propia salud; que siempre termina por cobrarse las deudas.

    (Para futuro presidente voto a Carlos ;)

    ResponderEliminar

Tu lees desde la invisibilidad y puedes aportar algo a este lugar, para ello existe