viernes, 27 de diciembre de 2013

Nivel de exigencia

Cuando uno tiene que hacerse a sí mismo anotaciones tipo: "seguir corrigiendo el capítulo 2. El 1 ni mirarlo ¡¡¡idiota!!!, o nunca terminarás de corregir" es que algo sucede. A veces uno no puede determinar si eso es bueno o malo, pero cuando uno tiene que decirse a sí mismo que después de corregir el capítulo 2 el 1 será leído, para cambiar solo lo que esté mal, sin volver a variar frases enteras; es que esta será la definitiva y que no habrá más oportunidades de dar nuevas vueltas.

Es casi una liberación, pero es que si no, sería el cuento de nunca terminar. Y es hora de terminarlo, después de tanto tiempo ocupando por completo la cabeza. A la cabeza también hay que dejarle espacio para lo demás, porque de tan distraídos que andamos un día va a pasarnos algo malo, malo de verdad.

El nivel de exigencia entonces, es la pregunta: ¿Ha subido o ha bajado?, depende del punto de referencia imagino. Quizá haya subido hasta el tope, porque de verdad de la buena, no habrá una nueva oportunidad. Verbo finiquitar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu lees desde la invisibilidad y puedes aportar algo a este lugar, para ello existe