miércoles, 31 de julio de 2013

Tiempo de vacaciones

Estamos en ese momento del año en el que los blog comienzan a colgar su cartel por vacaciones, en el que de nuevo vuelvo a pensar en encerrarme en serio para terminar algo que tengo comenzado y me sucede que nunca me doy el tiempo como si lo que fuese a escribir no venciese la prueba de la próxima lectura, cuando lo deje reposar y sabiendo todo cuanto contiene me proponga releer. Ese momento de la verdad final me detiene aun a sabiendas de que todo cuanto se deja escrito es necesario para progresar, para sacarse telarañas y mirar la vida con un cristal menos empañado que el anterior.

Este verano me gustaría tomarme vacaciones de todo para compensarte por esos 26 años de convivencia, para sanarte el alma y que así te sane el cuerpo. Para encajar las piezas del puzzle que continúan estando sueltas después de tanto tiempo y a partir de este instante dibujar una línea que marque un nuevo principio, uno que deje afuera para siempre ese tormento que llevas contigo. 

Mi problema es que nunca puedo cerrar por vacaciones, quizá porque mis vacaciones duran cada día del año rodeada de estos paisajes. Creo que también esta conciencia se la debo a la lectura, cada vez estoy más convencida de que ese amor por el cambio en los colores del cielo, o en el correr de las nubes, o en la hierba que crece, la flor que brota...se lo debo a Zane Grey, no sé, uno no puede saberlo. Solo sé que si pudiera tomarme unas vacaciones de todo te las dedicaría a ti, y que aunque no lo sabes, ya estoy en ello. 

Mis vacaciones aunque no las tome serán así, porque a fin de cuentas quererlo ya es parte del resultado.




2 comentarios:

  1. Por estos lados, las vacaciones son de invierno y suelen ser muy breves, en mi caso fueron un flash nada más...esperaré a fin de año.

    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  2. Guille, sigo leyendo tu blog pero comentar en él me parece más complicado, sigo suspendiendo en adaptarme a los cambios, de momento.

    Supongo que en verano o en invierno se esperan con la misma ilusión.
    Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar

Tu lees desde la invisibilidad y puedes aportar algo a este lugar, para ello existe