viernes, 27 de septiembre de 2013

Frases para recordar

Ser amable con quien no te agrada no significa que eres hipócrita  sino que tienes la suficiente madurez para tolerar su personalidad.

Esta frase la apunté alguna vez de algún lugar, no recuerdo cual, pero en estos días cobró un significado especial por aquello de que a veces se contrapone el deseo y el deber y creo que se debe vivir conforme a la conciencia de uno mismo. Creo que a veces más que determinar quién tiene razón, lo importante es tratar a los demás como deseamos ser tratados en su situación. 

Y fiel a los principios de cada uno, no está mal recordar que el cariño y la buena educación pueden hacer posible recomenzar otra vez desde un punto muerto. Pasar página no solo en los libros, sino en la vida, y partir desde ese instante sabiendo bastante más que se sabía.

Es sencillo vernos envueltos en guerras que no nos pertenecen, porque dos personas discuten y no deseamos prescindir de ninguna de las dos, aunque cada una de ellas tenga su parte de razón. En todo momento es tu vida y eres tú quien decide, de modo que si decides mantenerte al margen, hazlo y recuerda el comienzo: Ser amable con quien no te agrada no significa que eres hipócrita  sino que tienes la suficiente madurez para tolerar su personalidad.

4 comentarios:

  1. Mantenerse en calma es la clave para que a uno no le afecten las guerras de los demás, un abrazo. maravilloso post.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Y ademas, añadiría yo, un síntoma de inteligencia emocional.

    saludos

    ResponderEliminar
  3. otra forma de decir "lo cortés no quita lo valiente"
    no obstante, cuando el desagrado alcanza la indignación, creo, no deberíamos ser corteses con quien no se lo merece
    .
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Es curioso el enfrentamiento a veces tan gratuito a que se somete la gente, censurando a los demás aún antes de conocerlos. Se pierden muchas ocasiones de aprender del prójimo aquellas cualidades que les faltan. Y es que siempre se puede aprender de los demás, incluso cuando no lo pareciera.

    Cada persona que llega a nuestra vida trae una lección que no debiéramos obviar. (Convencimiento propio)
    Saludos

    ResponderEliminar

Tu lees desde la invisibilidad y puedes aportar algo a este lugar, para ello existe