jueves, 10 de enero de 2019

En proceso de despido. Alcoa y Maroto hablan igual bla bla bla

Cierre ordenado de las plantas de Alcoa, a ese acuerdo llegaron la ministra Maroto y la dirección de la fábrica aluminera. 

Es como decir que ya encontraron la forma de despedir a los 700 trabajadores de las plantas de Asturias y La Coruña sin hacer demasiado ruido.

Bla bla bla bla con muy buenas palabras pero no lloréis. No os manifestéis. No hagáis ruido ni nos levantéis dolores de cabeza. Hemos encontrado las palabras y la formula mágica: iros a casa sin chistar. 

700 empleos directos y es imposible saber los indirectos pero se habla de 2.000

Prepararos para ser desahuciados. 

Prepararos para sumar la lista de personas que no encuentran trabajo o firman un contrato basura que no da para vivir.

Prepararos para plantear vuestros problemas y que se os responda con un disco rayado como se suele hacer desde las administraciones.

Prepararos para pasar toda clase de infortunios sin que se os escuche ni resuelva nada.

Prepararos a remar sin remos con un mar en contra como si fueseis inmigrantes de vuestro propio país. Con un poco de suerte igual cambiáis a otro sin saber su idioma.

Esta mañana estoy indignada. Dolida. Asqueada de unos acuerdos europeos que nos dejan a la deriva. De un gobierno que presume de arreglar sin arreglar nada. De unas empresas que solo quieren comprar para producir y cerrar cuando les venga en gana.
Estoy asqueada de ver como Asturias es vapuleada por todos los frentes. De como poco a poco se va adelgazando hasta los huesos hasta quedarse en nada.

Promesas firmadas con palabras que no valen nada. Que no son nada. Que no escuchan a la gente ni resuelven sus problemas cotidianos. Cuando vengan a pedirme votos no votaré porque cada gobierno me golpea duro y me da igual como se llamen los que llegan si son lo mismo que todos. Bla bla bla 

Ya que digo lo diré todo

Odio que en todas las televisiones el cotilleo aumente un cien por cien. Y salga gentuza que da asco a dar ejemplo de como funcionan las cosas.

Que todas las películas que ponen sean de muertos, matanzas, sangre, secuestros, timos, abusos, engaños y un largo ectera. Así funciona nuestra sociedad. 

Odio levantarme cada mañana y estar mas desencantada de todo. Ya ni se puede soñar porque hasta soñar con salvar un solo empleo es demasiado.

 
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu lees desde la invisibilidad y puedes aportar algo a este lugar, para ello existe