sábado, 31 de mayo de 2014

Curiosidades del mundo literario

No tengo novedades en este caso, mis sueños siguen aparcados y me gusta pensar que si la vida tiene decidido que publique una novela que pueda mostrar al mundo en un futuro, me ha colocado en el lugar donde se fraguará. Por otros motivos distintos, a qué negarlo, pero en cualquier caso estoy trabajando y conociendo gente maravillosa, con historias a sus espaldas que jamás escuché y a las que presto mis oídos al tiempo en que también me prestan sus oídos y escuchan las que yo quiera contarles. Es una etapa feliz, que me aporta mucho aunque no sea en un sentido literario, que también, puesto que no se necesita escribir bien para contar una buena historia o resumir una vida. Cerca de mí hay una señora mayor a la que admiro muchísimo, que ha trabajado muy duro desde niña y cuya presencia es como una enciclopedia abierta, no por estudiada sino por inteligente, que es algo que valoro mucho más. Y por una vez en mucho tiempo no me importa no poder casi escribir, siento que la vida se escribe en vivo y en directo y que solo hay que escuchar y observar; todo lo necesario ya está ahí y no viene en letra impresa ni en palabras que se quieran transcribir. Es hermoso poder retener grandes historias porque aquel que te las cuenta confía en ti. Y qué bonitas lecciones encierran.

Pero me estoy dispersando, pues hay una entrada que quiero compartir, habla del mundo literario y sus trucos, algunos que antes solo intuíamos y ahora sabemos que es cierto que se usan por ahí.


viernes, 30 de mayo de 2014

Alejandro Fernández en Gijón ¡el 16 de julio!

Bien, tal y como intuía era solo cuestión de tiempo que se añadiese una de las grandes ciudades asturianas al Tour Confidencias y lo supe porque me enviaron una foto del cartel que pusieron en la villa marinera. A veces a mi edad puedo comportarme como una adolescente insoportable y juro que me porté como tal, cantando y bailando por toda la casa. Confieso, ya que el título del disco es confidencias, que mis hijos me miraron mal, pero yo les deseé que tengan algo de lo que ilusionarse de tal forma a mi edad; así conseguí que me dejasen en paz, tal vez concluyendo que es mejor verme contenta que enfadada.

¿Qué más podría decir? pues que no se lo pierdan y si lo hacen que no dejen de escuchar su voz y las letras de sus canciones que siempre tienen tanto que contar. A día de hoy es muy sencillo con solo entrar YouTube, os dejo una de mis preferidas a modo de muestra, así para celebrarlo, porque el 16 de julio cantará en otra de mis villas marineras preferidas y si puedo voy a estar ;)

Alejandro Fernández ...en breve de gira por España


miércoles, 28 de mayo de 2014

Todos podemos ayudar

Hay muchas formas de conseguir ayudas que otros necesitan, hoy una persona de total confianza me ha mandado este vídeo con una petición, hacerlo llegar lo más lejos posible en las próximas 24 horas porque una fundación les donará euros en forma de ayuda por su visionado. 

Ahí va, solo es necesario mirar y escuchar


Anonadada sigo

Anonadada sigo, si los últimos resultados electorales me han dejado con los ánimos por el suelo, a qué negarlo, las noticias que escucho a veces consiguen dejarme en idéntico estado. El titular de ayer, así de repente, tal como llega un rayo y quema todo a su paso, venía a ser este: "Subiremos de nuevo el precio del tabaco y lo subiremos lo suficiente como para que la gente se deje de matar fumando".

Suena a chiste, lo sé, pero lo peor es que no lo es y que no hace falta ser muy inteligente como para saber que esta política ya se lleva aplicando desde hace mucho, muchísimo tiempo en este país que todo lo resiste, o al menos lo parece.

-Subiremos el precio de los gasoleos y los subiremos lo suficiente como para que la gente se deje de matar conduciendo.
-Subiremos el precio de los comestibles y los subiremos lo suficiente como para que la gente se deje de matar comiendo.
-Subiremos el precio de los medicamentos y los subiremos lo suficiente como para que la gente se deje de matar curándose.

Se me ocurren tantos ejemplos que lo dejaré aquí para que podáis añadir alguno de vuestra cosecha, los hay por todas partes, solo hay que buscarlos. A veces ni eso. Pero no vamos a pensar ni por un segundo que quien de verdad tenga la enfermedad del tabaco dejará de fumar porque le suban el precio ni aunque sea desorbitado. En todo caso dejará de comer porque no ganará lo suficiente para fumar y comer y se morirá antes...eso si es pobre; si es rico podrá seguir fumando y comiendo con absoluta tranquilidad que es lo que en verdad importa a quienes hacen este tipo de cábalas.
¿O no?



lunes, 26 de mayo de 2014

Anonadada me hallo

Parecería que no es posible, pero cuando llegan los resultados, la primera reacción es que no te lo puedes creer. La segunda es que definitivamente, aún viviendo dentro del mismo país, las personas viven dentro de distintos mundos. Por mucho que buscas no encuentras otra explicación que aquella de que jamás elegirán lo mismo siervos y amos. Unos gozan de sus ilimitados privilegios mientras los otros se desgastan las manos trabajando. Definitivamente concluyes que viviendo de formas tan diferentes no pueden verse las opciones de la misma forma.

El día se presenta lluvioso, el orbayo insistente siempre se me antojan lágrimas que algún dios mayor no puede reprimir. Hoy inclusive más. Y en medio de este resultado increíble aún para mi única neurona medio chafada concluyo que a partir de hoy siempre acudiré a votar pese a todo, porque esconder mi voto en una urna es mi forma de gritar y puede que mi voto esté gritando fuerte en la oreja de quien ganó.
...O también puede que padezca de sordera...



sábado, 24 de mayo de 2014

Por favor: Vota

-Por quienes perdieron su vivienda al no poder hacer frente a los pagos: vota.
-Por los niños que acuden al colegio cada día sin haber cenado y sin desayunar porque sus padres no tienen qué darles: vota.
-Por los dependientes que han perdido las pocas ayudas que les otorgaban: vota.
-Por los inmigrantes que arriesgan su vida, intentando traspasar la frontera de nuestra forma de vida, ante la indiferencia de tantos: vota.

Vota: te sobran los motivos para dejar la desidia y salir a votar, si no por cambiar tu realidad por cambiar la de tantos que a lo largo de los días has visto peligrar de alguna manera desde los diarios. No te hagas ajeno a su realidad y elige la que creas la mejor opción, si no por ti, por ellos. Aquellos que tal vez sin tu voto pierdan tanto, aquellos que tal vez con tu ayuda puedan conseguir un futuro digno y una vida mejor.

No te quedes de brazos cruzados mañana y por favor: vota. Juntos sería viable conformar otra realidad. Que nadie nos robe el sueño de depositar en una urna nuestra confianza de que la vida puede ser mejor para quienes aún nos necesitan. 

Sal a votar.

viernes, 23 de mayo de 2014

La vida se sigue contando a cada instante

Obsesionarme con la escritura hasta el punto de no avanzar porque no doy ni una palabra por válida, siempre la sustituyo por otra que vale más. A eso me he estado dedicando en los últimos años, ¿el resultado?, que la obra nunca termina de avanzar, sigo estancada en la misma parte que cuento, recuento y vuelvo a contar; sin terminar de verla perfecta.

Visto desde el ahora es un agotamiento, lo sé, tal vez he desperdiciado oportunidades buenas de dar mis obras a conocer, ¿me arrepiento?, no; tal vez en el fondo esas obras nacieron de la única forma que conocía de dar mi punto de vista o mi opinión. Y tal vez esté tomando el camino fácil desde este blog. ¿Es mejor o es peor esta opción?, quién sabe. ¿Resta o suma?, a saber. Lo que está claro es que consume menos tiempo porque aquí si hay una norma es la rapidez de edición, volvemos a la duda de si es bueno o malo. Depende. Al final todo es subjetivo de ser una cosa u otra en función de quien lee. 

Bien, resulta que mientras perseguía este sueño loco de escribir y publicar novelas, la vida me salió al paso poniéndome en bandeja la oportunidad de trabajar en un restaurante, accedí a ello porque pagan bien y porque en los restaurantes la vida sucede mientras se hilvanan historias reales. Esté donde esté, un escritor no puede dejar de serlo, de modo que tendré menos tiempo para escribir historias fabuladas y más para asistir a historias reales. Es emocionante rejuvenecer, a ello me refiero con volver a ocupaciones de cuando eras joven; adolescente si fuésemos concretar. A solo un día del comienzo me siento joven, acumulo nervios y una alegría profunda de tener por unas horas un trabajo en el que puedo superarme, solo cruzo los dedos para no chafarlo con el perfeccionismo que estrangula a fuerza de obsesionarse hasta las trancas por mejorar.

Quizá lo importante en escritura sea contar con fluidez, sin retocar tanto la historia como para que se acartone entre tus manos, hasta el punto de dejar de interesarte escribirla; ya sea porque has conseguido resolverla al detalle y ya te aburre, o porque en tu cabeza es tan perfecta que llevada al papel nunca se igualará. Ahora solo piensas en que te sobran años para seguir intentándolo, aun cuando no sabes si tal atrevimiento ha de ser verdad. En cualquier caso y para quitarle dramatismo te dices que las historias rondan por todas partes, ya sea en la vida fabulada o en la real y que lo importante de veras es que todo lo que hagas lo hagas con entusiasmo; lo demás se andará.

A solo unos metros de tu rincón preferido te llaman de un restaurante para trabajar, como si las señales del mundo sintonizasen de pronto tu frecuencia para mostrarte nuevos retos, esos que sin duda aprovecharás =) 

domingo, 18 de mayo de 2014

En una semana

Votaremos a quienes queremos que dirijan nuestro país, este que cada día va separando más la brecha entre unos y otros. Nos llenan el buzón con las promesas que después serán incumplidas, mirarán para nosotros quienes después nos ignorarán aún teniendo la fiel estadística de nuestras vidas. Mientras llenan de carteles gigantes nuestra ciudad, haciendo más invisibles las delicadas flores que adornan patios y balcones.

Y entre todo ese montón de cartas que llena el buzón echas de menos saber qué contiene el programa de ese partido al que votarás estando harto como estás del eterno bipartidismo. Sabiendo que aunque no llegue a tu casa lo buscarás en la red, porque aún queda una semana para creer posible salir de este infierno en que los unos valen más que los otros y tienen más derechos o más facilidades para combatir en la lucha diaria que de un tiempo a esta parte se ha tornado la vida. Vuelves a repetirte que ya desde niña odiabas a los monstruos con dos cabezas, que en el fondo hacen lo mismo o muy parecido, te dices que tal vez todo podría darse la vuelta por esta vez.

Solo quedan siete días y estás segura de saldrás a votar por otra forma de vida más equitativa, mientras te preguntas qué es lo que harán los demás.

miércoles, 14 de mayo de 2014

Entre este mundo y el otro

Son curiosos los sueños, incluso a veces son capaces de mostrarnos una realidad que antes desconocíamos. Que alguien sea capaz de soñar a un Gabo vivo, cuando todos siguen hablando de su muerte, me gusta. Que sea la segunda vez que se aparece en el mundo onírico de alguien creo que quiere decir algo.

Comentar en su blog, por eso del nuevo formato se me hace más complicado, traer a mi espacio algo que me gusta sigue siendo muy sencillo; de modo que además de traerme su entrada, desde aquí quiero darle a Guille mis respuestas:

Quizá en ese mundo que sueñas Gabo quiera hablarte de Carmen Balcells, que es la mujer que publicó muchos de sus libros. En internet puedes encontrar algunas entrevistas que le hicieron, interesantes sin duda. Quizá intenta decirte que debes hacerte visible para esta mujer. Es solo una ocurrencia, claro; algo que ya se me ocurrió leyendo tu otro encuentro, de cuando aún estaba vivo.

Lo del libro de Lope de Vega, yo creo que pudiera indicar que en esa historia se encuentra algo que tú andabas buscando, lo que sea, de modo que te recomendaría posponer lo que quiera que estés haciendo y leerlo. Yo creo mucho en esos sueños llegados desde otra realidad y hay alguno que tuve hace 25 años y aún recuerdo, en él una mujer me decía que en breve estaríamos juntas otra vez, que se encontraba feliz donde estaba y que no me preocupase por ella porque podríamos compartir mucho tiempo juntas. Para entonces llevaba meses fallecida y fue un sueño tan bonito que aún de vez en cuando me pregunto quién de mi vida diaria será. Es una sensación tan especial pensar que puedo tenerla al lado que incluso la muerte comencé a verla de distinta forma.

Por mi parte cuando termine de leer El beso más pequeño de Mathías Malzieu - adoro su forma de escribir-, buscaré el libro de Lope de Vega; justo por eso, porque creo en los mensajes codificados llegados desde otro mundo. También te recomiendo El viaje a la semilla, de Dasso Saldivar, para conocer un libro inolvidable centrado justo en quien te visita. Reconozco que de todas las historias de Gabo -del que aún leí muy poco- la que más me gusta es la protagonizada por él mismo dentro de este libro.

Os dejo la entrada de Guille y siendo sincera, le envidio. Si es posible pedir cita previa me pido una visita de esas ;-)

lunes, 12 de mayo de 2014

Ejemplos de superación

Hay momentos en la vida en que todo parece determinar tu camino, pero hay algo que puja por salir, que no es otra cosa que lo que en verdad está dentro de ti, aquello que lleva impreso no el ADN familiar sino el propio. Lo que sin haberlo elegido, eres.

Por lo que vengo observando hay algo común en el escritor, un sentir que pertenece a otro mundo del que nadie le ha hablado, que tal vez se ha escapado de sus años de pleno disfrute como lector. Creo que no exagero si digo que para cada escritor lo más complicado es hacerse entender por su entorno y que necesita la comprensión de quienes tiene más cerca. O a falta de comprensión, el amor de permitirle desarrollar las horas necesarias que precisa su trabajo solitario, ese que nadie le manda, pero sin el cual nada a su alrededor tiene sentido. A veces ese apoyo lo tiene o lo tiene, pero el escritor que lo es desde su propio ADN, busca la fórmula que le permita su escrito diario; el que le complementa y sirve de balanza equilibradora del mundo. Tan imprescindible para él como la nutrición.

Os dejo una muestra que tiene por protagonista a Alejandro Laurenza

sábado, 10 de mayo de 2014

Hora de abandonar o de comenzar en serio

De un tiempo a esta parte me pregunto más que nunca si es hora de dejar este sueño de escribir o de comenzar a hacerlo de la forma en que requiere. Cada vez soy más consciente de que escribir no es un sueño, es un trabajo, si se quiere hacerlo bien hay que formarse y estar inmerso en un continuo aprendizaje, que también tiene mucho de voluntad.

Es una inversión de tiempo que si se utiliza para ello restará para lo demás y a veces los demás son muy exigentes con nuestro tiempo, más si se es mujer, porque las tareas que nos caracterizan a lo largo de la historia nos esperan a nosotras; de tan aburridas ni las voy a mencionar, las sabemos de sobra.

No sé lo que opinaréis, a mí me gusta ser libre para decidir qué escribo y cómo lo hago; pero sé que sola no puedo, que necesito ayuda profesional. Solo quienes nos exigen ser mejores logran que lo seamos, eso en todos los campos. En este momento, no sé para cuando, opino que necesito ingresar a este lugar:

Por si no lo conocéis, lo comparto, tal y como me decían de pequeña, el saber no ocupa lugar.

jueves, 8 de mayo de 2014

Mirando con lupa alrededor

De un tiempo a esta parte Margarita se dedica a apuntalar su tesis de que la ley no es igual para todos. Un día tras otro lo constata en las noticias, te muestra claros indicios y te anuncia que de momento dejará sus sueños en barbecho.

 -Así no se puede soñar.
-Deberías dejar de obsesionarte con eso- le dices-. La vida siempre fue así.
-Pero a mí me deprime de una forma que no te podrías imaginar.
-Ya, pero a nadie le arregla nada tu depresión. Es una etapa, al final todo cambia.
-No. Lo malo es que nada cambiará.
-Puede, pero no debemos ir perdiendo la esperanza. Ella es todo lo que nos sostiene...

De un tiempo a esta parte tiemblas cada vez que Margarita dice que se pasará por tu casa a verte. Te dices que no se debería quejar, porque a ella nada le va mal. Intentas animar todos sus días ofreciendo cada día una sonrisa recién comenzada, y al cabo puedes hacerlo porque tienes vida.

Cuentas marcha atrás todos los días que desde hoy pueda tardar en dejar atrás esta etapa de lamentarse por la situación del mundo. La esperas con ilusión porque al menos ella puede formular en voz alta todas las quejas que para otros son puro conformismo. Apuras los rayos de sol antes de que ella llegue cargada de nubes negras, con ellos, llenarás sus bolsillos antes de que se vaya, a escondidas de la misma primavera de tallos en flor.

sábado, 3 de mayo de 2014

Dichosas cookies

De un tiempo a esta parte cada página que consulto avisa de que la página web que visito hace uso de las cookies para facilitar la navegación. Tengo un empacho de cookies que ni os cuento. En general empieza a cansarme bastante este mundo internáutico cuyas terminologías no entiendo, creo que es un síntoma inequívoco de que en cierta medida me estoy cansando de todo lo que nos controla, no sé. El caso es que hoy es mi propio espacio, Días de lluvia, el que avisa de eso, de que hace su propio uso de cookies. ¿Dónde está la tecla que me permita quitarlo? De momento no lo entiendo y solo acuso el cansancio de que se nos controle tanto y nos lancemos de lleno hacia ello.

Creo que no hace falta que diga que soy de pueblo y que cada vez estoy más contenta de vivir rodeada de naturaleza, aquí donde casi todo es silencio. Rumor de ríos, irrupción de flores silvestres que crecen lentas lo mismo que el tiempo, trinar de pájaros por doquier, verdes campos; frondosos árboles, nubes que se dibujan y desdibujan todo el tiempo.

Dichosas cookies, dichosa forma de controlarnos todo el tiempo, que no sé de qué modo se detiene; luego me quejo.

Este sitio empcomo ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies